sábado, 31 de octubre de 2009

Zonas Húmedas del Somontano de Barbastro (Huesca)

 


En Aragón Liberal

Se ha presentado el libro sobre las zonas húmedas del Somontano barbastrense, cuyo autor es José Garrido Palacios. Interesante para cononcer la geografía y riqueza de nuestra tierra.

Zonas Húmedas del Somontano de Barbastro (Huesca)

Autor: José Garrido Palacios

Edita: Geodesma, s.l. 

El autor nos ofrece su última obra, Zonas Húmedas en el Somontano de Barbastro (Huesca), sobre un tema que ha profundizado en otros ámbitos de la geografía aragonesa, como las Cinco Villas, la Ribera Alta del Ebro y los municipios de Fraga y Tauste. En todos estos trabajos pone el énfasis en el valor de estos espacios acuáticos como elementos esenciales de nuestro patrimonio, así como la necesidad de conservarlos en el presente y de cara al futuro.

En este libro se expone el contexto geográfico que envuelve el análisis de estos espacios, como el relieve, el clima, la geomorfología, la flora y la fauna. En segundo lugar se aborda el concepto de humedal y las tipologías aplicadas a la comarca del Somontano, de acuerdo con el Convenio en Ramsar (1971), firmado por la mayor parte de los países del mundo, y entre ellos España.

Ahora bien, el centro vital de la investigación se centra en el apartado siguiente, en los análisis de los ecosistemas húmedos más representativos del Somontano de Barbastro, caracterizados por su elevado número y por su diversidad. De hecho, la tupida red hidrográfica que fluye de norte a sur por toda la comarca, los canales de riego, como el Cinca y el de Aragón y Cataluña, las acequias y el embalse de El Grado, configuran un territorio surcado por ríos de vida, por el agua que avena las tierras y los pueblos del Somontano.

Todo ello aderezado con singularidades acuáticas dentro del mismo ámbito, como los pozos fuente, las surgencias de Mascún y Támara, solencios, balsas y fuentes, ligadas a distintos usos en el devenir histórico. Con todo esto, el Somontano ofrece un universo de ecosistemas húmedos de importancia extraordinaria, que precisan la articulación de medios adecuados  para evitar su degradación.

La última parte se basa en la formulación de una propuesta de acciones con el fin de su conservación y el uso sostenible de sus recursos. Para ello se relacionan los principios básicos de conservación, objetivos generales que sirven de guía en las actuaciones futuras y acciones específicas que contribuyen a cumplir las metas propuestas.

El definitiva, este trabajo contribuye a la conservación de los ecosistemas húmedos del Somontano, y destaca su importancia para el acervo cultural y natural de los habitantes del entorno. El auto entiende que en la medida que se conoce el origen, funciones y valores de los humedales, mejor apreciamos su riqueza y con mayor énfasis defendemos su preservación.

jueves, 8 de octubre de 2009

28 ganaderos se suman al Plan Medioambiental de Ganadería Extensiva para el mantenimiento de cortafuegos

8.10.2009.

 


En Aragón Liberal

El Plan Medioambiental de Ganadería Extensiva tiene el doble objetivo de prevenir contra los incendios forestales y asentar población en el medio rural

La ganadería de dromedarios se suma de manera experimental a este plan, en el que se ha invertido 1,4 millones de euros en el periodo 2005-2009

El Departamento de Medio Ambiente, a través de la Dirección General de Gestión Forestal, ya suma 28 acuerdos con ganaderos de ganadería extensiva para la aplicación del Plan Medioambiental de Ganadería Extensiva en Aragón. Miguel Ángel Clavero, jefe de servicio de incendios forestales y coordinación del Departamento de Medio Ambiente ha presentado hoy un balance de este plan. Se trata de un programa puesto en marcha de manera experimental en 2005 con dos objetivos: que las cabañas ganaderas que pastan en zonas de áreas cortafuegos o montes de alto riesgo de incendio contribuyan a la eliminación y control de la vegetación de los cortafuegos reduciendo la carga de combustible y manteniendo las condiciones idóneas en esas áreas, y fijar la población rural aragonesa a través del mantenimiento de las actividades de ganadería extensiva. La puesta en marcha de este plan ha implicado una inversión total de 1,4 millones de euros en el periodo 2005-2009.

El ganado utilizado en este Plan es ovino, vacuno, equino, asnal y caprino, y ahora se ha iniciado una experiencia piloto con una docena de dromedarios, que pastan en el cortafuegos de Ontiñena.
Desde su puesta en marcha la experiencia se ha extendido a 10 comarcas aragonesas: Matarraña (ovejas y cabras), Gúdar-Javalambre (vacuno), Cinco Villas (asnal), Alto Gállego (asnal), La Jacetania (equino) Monegros (caprino), Ribagorza (ovino), Sobrarbe (vacuno), Bajo Cinca (dromedarios) y La Litera (caprino). Así, mediante este plan se está actuando en unos 200 kilómetros de cortafuegos y está previsto para el año 2011 alcanzar la cifra de los 500 kilómetros. Mediante este plan también se realizan mejoras ganaderas próximas a las áreas cortafuegos, abrevaderos, arreglo de fuentes y depósitos de agua, con el propósito de  favorecer el tránsito de ganados en esas zonas.

Este Plan es una de las líneas de trabajo de prevención de incendios forestales puesta en marcha desde el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, y complementaria a los trabajos de selvicultura preventiva y limpieza de montes que realizan las cuadrillas de Sodemasa, al Plan de Áreas de Cortafuegos de Aragón y las actuaciones de conservación y mejora de las infraestructuras que optimizan el combate contra el fuego (dispositivos de detección, comunicaciones y extinción).
Con la puesta en marcha de este plan se facilita a los ganaderos el aprovechamiento de determinadas zonas (áreas cortafuegos) sin coste económico, se han construido infraestructuras necesarias para el mantenimiento del ganado en esas zonas (abrevaderos, pastores eléctricos, apriscos, etc.) y en algunos casos, para facilitar la entrada del ganado a esas zonas, se ha realizado trabajos previos de desbroce para favorecer el rebrote de la vegetación herbácea y pueda ser aprovechado a diente por el ganado.

La dirección general de Gestión Forestal puso en marcha  en el periodo 2005 2007 una primera fase del plan, en la que se realizaron diversas experiencias piloto y tras la exitosa experiencia, se continuó con una segunda fase del Plan para el periodo 2008-2011.